“Nivel de autoestima en gestantes adolescentes con violencia familiar. Hospital de apoyo Jesús Nazareno de Ayacucho. Marzo - mayo 2017”

  • Descripción del artículo
  • El embarazo en la adolescencia es considerado en la actualidad como un problema de salud pública, y va en aumento cada día, teniendo en cuenta que cada año en América Latina y el Caribe, millones de adolescentes quedan embarazadas. Por lo general estos embarazos no son planificados, y tienen como co...

    Full description

Main Author: Jayo Vega, Guicela Gioliana
Other Authors: Labio Conde, Flor Aurea
Format: Tesis de grado
Language: spa
Published: 2017
Subjects:
Online Access: http://repositorio.unsch.edu.pe/handle/UNSCH/2578
Summary:El embarazo en la adolescencia es considerado en la actualidad como un problema de salud pública, y va en aumento cada día, teniendo en cuenta que cada año en América Latina y el Caribe, millones de adolescentes quedan embarazadas. Por lo general estos embarazos no son planificados, y tienen como consecuencia la interrupción de los procesos sociales de las adolescentes y de forma más dramática, el aumento del riesgo de fallecer por complicaciones del embarazo. Cabe destacar que el embarazo de una adolescente se inserta en un complejo proceso de transformación individual que incluye la consolidación de su identidad: la construcción de las bases para su proyecto de vida, las relaciones con el mundo y por lo tanto la redefinición de sus lazos familiares y el reconocimiento de las opciones y restricciones que la sociedad le ofrece. Los riesgos son mayores si la adolescente no recibe apoyo de la pareja y de su familia, incluso cuando la unión forzada detiene la ampliación de sus experiencias sociales y el desarrollo de destrezas para la autonomía. Específicamente el interés por la relación de la autoestima con el inicio de la actividad sexual en la adolescencia, se aprecia desde los primeros estudios que se realizaron en la década de los setenta del siglo pasado, la mayoría centrados en el embarazo precoz. La violencia en el embarazo adolescente integra tres factores: la mujer adolescente, la gestante adolescente y el producto de la gestación. La violencia compromete el bienestar de estos tres factores; y conlleva a resultados materno - fetales adversos como el parto pretérmino, la restricción de crecimiento intrauterino, el sufrimiento fetal, preeclampsia, infección del tracto urinario, entre otras. La gestante maltratada sufre estrés permanente, del cual devienen consecuencias negativas en la salud mental de las víctimas. El estrés, producto de la violencia, tiene secuelas psíquicas, entre ellas trastornos emocionales y alteraciones del comportamiento. Las consecuencias psíquicas del estrés desencadenan patrones de depresión, angustia, baja autoestima, aislamiento y en el peor de los casos, suicidio. La autoestima alta se ha definido como la capacidad que permite a una persona prevenir, minimizar o superar el daño impuesto por las adversidades de la vida y poder proyectarse hacia el futuro. Se ha reportado que los adolescentes tienen menor capacidad de recuperación ante las adversidades que etapas vitales mayores. Al estudiarse situaciones adversas, se debiese valorar la autoestima, entendida como los sentimientos de valía personal y de respeto a sí mismo, ya que la baja autoestima (BAE) puede influenciar negativamente en el embarazo en la adolescente. Se ha reportado que niveles altos de autoestima se asocian con mayor capacidad de aceptación al embarazo en la adolescente. La gestación en la adolescencia puede truncar el proyecto de vida personal, especialmente si no existe apoyo familiar, social y si se es víctima de violencia intrafamiliar. Estudios revelan que las mujeres que sufrieron maltrato físico o sexual en la niñez y/o adultez tienen mayor riesgo de presentar depresión, ansiedad, autoestima baja, trastornos psicosomáticos, entre otros. Asimismo, se sabe que la violencia de género disminuye el ingreso laboral de las mujeres en 3 - 20%, con pérdida de un año de vida saludable por cada quinquenio, por las repercusiones que tiene en la calidad de vida de la mujer, como períodos de enfermedad, ausentismo laboral y aislamiento social.El propósito del presente estudio fue establecer el nivel de autoestima de la gestante adolescente con violencia familiar en el Hospital de Apoyo “Jesús de Nazareno”, a través de una investigación aplicada, descriptiva, prospectiva y transversal, teniendo como muestra 45 gestantes que fueron atendidas durante los meses de Marzo a Mayo del año 2017 encontrando los siguientes resultados: Del total 45 (100%) gestantes adolescentes con violencia familiar, el 64,4% (29) tuvieron baja autoestima, seguido del 28,9% (13) nivel de autoestima media y sólo el 6,7% (03) gestantes presentaron alta autoestima. Existe un predominio de violencia psicológica con el 57,8% (26), seguido del 26,7% (12) violencia física, luego el 11,1% (05) refieren haber tenido violencia sexual y sólo el 4,4% (02) gestantes manifestaron violencia psicológica más sexual. El 33,3% de las gestantes adolescentes tuvieron violencia psicológica y baja autoestima. Los factores como el tipo de familia, grado de instrucción, estado civil, dependencia económica, procedencia, edad de la pareja y embarazo deseado no influyen estadísticamente significativo (p>0,05) en el nivel de autoestima de las gestantes adolescentes con violencia familiar.

Nota importante:
La información contenida en este registro es de entera responsabilidad de la institución que gestiona el repositorio institucional donde esta contenido este documento o set de datos. El CONCYTEC no se hace responsable por los contenidos (publicaciones y/o datos) accesibles a través del Repositorio Nacional Digital de Ciencia, Tecnología e Innovación de Acceso Abierto (ALICIA).